Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog - Blog -

Visión adlante #3 – Parte II >>
En búsqueda del equilibrio empresarial y personal.



Hace unas semanas te incentivábamos a tener más tiempo libre. No como parte de un capricho o una idealización milennial del ámbito laboral, sino como parte fundamental de una empresa o proyecto que quiera ser más productiva.

Que los resultados mejoran cuando los jefes y empleados están felices no es novedad. Más allá de los posts motivacionales de Linkedin que nos quieren hacer creer que la vida laboral es un sinfín de experiencias inspiracionales hay estudios respetables que coinciden: Es posible encontrar el punto de equilibrio ideal entre tiempo de ocio y tiempo de trabajo.

Pero, bajado a la realidad, ¿Cuáles son las cosas que podemos hacer en nuestro día a día para que esto suceda?

Hemos recopilado una checklist de actividades, procesos e ideas que creemos pueden ayudarte a establecer mejoras en este ámbito.

-         Espacios de trabajo que fomenten la creatividad: Dejar atrás las oficinas tradicionales grises, acartonadas y oscuras; darles la bienvenida a espacios amplios, iluminados, con confort y así generar sinergias en espacios más colaborativos. 

-         Herramientas y procesos: Modernizarse y brindarle al equipo las herramientas necesarias para cumplir con sus labores. Mantenerse actualizado es clave. Auditar constantemente los procesos con los que se realizan las tareas diarias y buscar la optimización constante de los mismos.

-         Reuniones de trabajo concisas: Las reuniones de trabajo deben ser eficientes, participativas, dinámicas y concisas para que los participantes salgan motivados. El tiempo libre está conectado con la efectividad de las reuniones. ¿Por qué? Porque cuando el trabajo es efectivo, puedes disfrutar del tiempo libre, pero cuando las empresas no se organizan y hacen que su equipo trabaje más horas de las habituales, los colaboradores deben prescindir de sus momentos de ocio.

-         Desconexión digital: Incentivar a que los empleados desconecten de sus obligaciones por fuera del horario laboral. No tener el correo electrónico y las aplicaciones de gestión de proyectos en el móvil es una buena manera de comenzar.

-         Equipos consolidados: Es importante trabajar la cohesión de la plantilla, la confianza mutua y el trabajo en equipo. Un grupo de personas que trabaja por una misma meta y en un mismo lugar no necesariamente son un equipo. Hay que establecer lazos de confianza y comunicación bien arraigados, promover un buen clima laboral y una actitud positiva ante la gestión de los cambios. Una buena manera de comenzar es hacer una actividad de Team building.
Las mismas están orientadas a la diversión, el aprendizaje y la motivación de la plantilla. Pueden influir a nivel físico, emocional, social e intelectual en los participantes de estas actividades, de cara a proporcionar beneficios psicológicos y mejorar el compromiso y la iniciativa del equipo.
(Sabemos que es un tema de alto interés por lo que lo extenderemos en nuestro próximo post, suscríbete al blog y entérate primero)

-         Comunicación: Para que cada uno pueda trabajar correctamente, y por ende aprovechar al máximo su tiempo libre, debe contar con la información necesaria. Es imperativo que la empresa se encargue de ser transparente con sus empleados. Comunicar sus valores, actividades, cambios, estrategias, etc es fundamental para generar unida y vuelta con cada uno de las partes.

La motivación empresarial es necesaria para mantener la actitud positiva de los empleados y que comprendan que sus tareas y el trabajo que desempeñan es una pieza clave para el funcionamiento de toda la organización (y su rentabilidad).

Por este motivo, es fundamental crear políticas que velen por el bienestar y satisfacción de los trabajadores, fomentando un ambiente laboral en el que se sientan cómodos e identificados con la compañía. 
Esto no solo lo debemos traducir en mejores salarios. Esto se trata de las actividades y acciones interempresariales que busquen desarrollar el capital humano.  

¿Quieres ver crecer tu negocio?
No te enfoques solo en las ventas, enfócate en la felicidad de tu equipo, sus intereses y que disfruten del tiempo libre. Te garantizamos que obtendrás resultados.

Suscríbete para recibir información,
inspiración y actualizaciones.

gracias, ya te has suscrito en el blog
Algo ha salido mal, comprueba el mail